Teléfono (999) 927 9072 | hola@diagnolab.mx |

De acuerdo con el Instituto Nacional de Cancerología, el cáncer de ovario es el tercero más frecuente entre mujeres. 

Se calcula que en México hay 4 mil 900 casos nuevos al año de cáncer de ovario. 

Dentro del sector ginecológico, el cáncer de ovario se considera una enfermedad letal, pues solo alrededor de 20% de los casos de cáncer de ovario se detectan en una etapa temprana.


¿Qué es el cáncer de ovario?

El cáncer de ovario es un crecimiento de las células que se forman en los ovarios. Las células se multiplican rápidamente y pueden invadir y destruir tejidos sanos del cuerpo. 

En el pasado se creía que los cánceres de ovario comenzaban solamente en los ovarios, pero ahora se sugiere que muchos casos de cáncer ovárico se originan en las células de las trompas de Falopio.


Factores que aumentan el riesgo de cáncer de ovario

Un factor de riesgo es todo aquello que aumenta la probabilidad de padecer una enfermedad, como el cáncer. A continuación te presentamos los factores de riesgo específicos para el cáncer de ovario:

-Envejecimiento.
-Sobrepeso u obesidad.
-Tener hijos más tarde o nunca tener un embarazo a término.
-Terapia hormonal después de la menopausia.
-Antecedentes familiares de cáncer de ovario, de seno o cáncer colorrectal.
-Síndrome de cáncer familiar.

Síntomas
El cáncer de ovario puede presentarse con diferentes síntomas. Estos tienen mayor probabilidad de presentarse si la enfermedad se ha propagado. Pero incluso el cáncer de ovario en etapa temprana puede causar síntomas como los siguientes:

-Distensión abdominal (abdomen hinchado).
-Dolor abdominal o pélvico.
-Dificultad para ingerir alimentos o sensación rápida de llenura al comer.
-Síntomas urinarios, tales como urgencia (sensación constante de tener que orinar) o frecuencia (tener que orinar a menudo).


Formas para detectar tempranamente el cáncer de ovario
La detección temprana es tan importante puesto que cuando se diagnostica a tiempo, aproximadamente el 94% de las pacientes viven más de 5 años después del diagnóstico.

A parte de los exámenes de rutina para la salud de las mujeres, algunas de las pruebas más importantes para el diagnóstico del cáncer de ovarios son:

-Examen pélvico completo
-Ecografía transvaginal (TVUS) 
-Prueba de sangre CA-125.
-Pruebas de imagen: TAC, ecografía abdominal o RM.
-Exploración quirúrgica: confirmar y tratar la enfermedad localizada en el abdomen.



¿Se puede prevenir el cáncer de ovario?
Es importante entender que algunas de estas estrategias reducen su riesgo sólo ligeramente, mientras que otras lo reducen mucho más. Algunas estrategias son fáciles de seguir, mientras que otras requieren cirugía. 


-Evitar factores de riesgo: Algunos factores de riesgo para el cáncer de ovario, cómo envejecer o antecedentes familiares, no se pueden cambiar. Pero se puede disminuir ligeramente el riesgo al mantener un peso saludable, no recibir terapia de reemplazo hormonal después de la menopausia. 


-Anticonceptivos orales: Usar anticonceptivos orales reduce el riesgo de padecer cáncer de ovario, especialmente en mujeres que los usan por varios años. En comparación con mujeres que nunca tomaron anticonceptivos orales, las que sí los tomaron por 5 años o más tienen aproximadamente 50% menos riesgo de padecer cáncer de ovario.


-Cirugía ginecológica: Aun cuando usted no tenga un mayor riesgo de padecer cáncer de ovario, algunos médicos recomiendan que se extirpen los ovarios y el útero si la mujer ya comenzó la menopausia o está próxima a comenzar. Si usted tiene más de 40 años y se va a someter a una histerectomía, debe consultar con su médico sobre los riesgos y beneficios potenciales de la extirpación de sus ovarios.



Si está preocupada por su riesgo de cáncer de ovario, consulte con los profesionales de la salud, ya que ellos le pueden ayudar a considerar estas ideas a medida que apliquen a su propia situación.


Regresar