Teléfono (999) 927 9072 | hola@diagnolab.mx |

¿Por qué es tan importante la tiroides?


La tiroides es la encargada de producir la hormona tiroidea, quien controla diferentes actividades en tu cuerpo, como la rapidez con la que quemas calorías y que tan rápido te late el corazón.

Esta glándula endocrina con forma de mariposa, se localiza en el centro del cuello, donde realiza su función de llevar las hormonas tiroideas que ha producido por el torrente sanguíneo, para así abastecer todo el cuerpo. 

Las hormonas tiroideas ayudan al cuerpo a utilizar energía, mantener la temperatura corporal y a que el cerebro, el corazón, los músculos y otros órganos funcionen normalmente.

Otras funciones que son reguladas por la tiroides:

  • El metabolismo
  • Tracto gastrointestinal
  • La memoria 
  • El peso corporal
  • Consumo de energía del organismo
  • Regulación del sueño, el apetito y el carácter

¿Qué son los trastornos tiroides?

Los trastornos tiroideos son muy comunes y se presentan cuando la tiroides no produce la cantidad de hormonas necesaria para que el cuerpo realice todas las funciones que mencionamos anteriormente. 


Estos trastornos en la glándula tiroidea suelen pasar desapercibidos, pues los síntomas se pueden confundir con enfermedades como la depresión, los trastornos de ansiedad o incluso con problemas cardiacos.

El mal funcionamiento de la glándula tiroides puede resultar en las siguientes afecciones:

Hipotiroidismo: aparece como un déficit de hormonas, lo que enlentece el organismo. 

Hipertiroidismo: Al contrario de la anterior afección, el cuerpo produce un exceso de hormonas tiroideas, haciendo que el organismo se acelere. 

Nódulo único sólido o quístico: se presenta como un crecimiento anormal de la glándula, aunque en la mayoría de los casos son benignos.

Bocio multinodular: es el crecimiento de la glándula tiroides en forma de múltiples nódulos.

Tiroiditis: Inflamación de la tiroides.

Cáncer de tiroides o presencia de tumores malignos.

Las consecuencias de un trastorno tiroideo no tratado pueden ser graves, el riesgo incrementa en  bebés, adultos de la tercera edad y mujeres embarazadas.

Pero si se detectan y tratan oportunamente, las personas se mantienen asintomáticas, saludables y pueden llevar una vida normal.

Síntomas de un trastorno tiroideo

Las principales señales de alarma relacionadas con un mal funcionamiento en la glándula tiroidea son:

  • Fatiga y cansancio.
  • Aumento o pérdida de peso.
  • Cambios de humor.
  • Estreñimiento.
  • Dolor de garganta.
  • Hinchazón en el cuello.
  • Debilidad muscular y dolores articulares.
  • Alteraciones en el ciclo menstrual.
  • Ronquera.

Si presentas alguno de los síntomas anteriormente descritos, te recomendamos consultar a tu médico para revisar tus niveles hormonales.

¿Cómo se detecta?

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, son más de 750 millones de personas en el mundo que tienen algún tipo de patología tiroidea, y se cree que aproximadamente 60% lo desconoce. 

Por esta razón es de suma importancia tomar acción para la detección y el diagnóstico de posibles trastornos en el funcionamiento de la glándula tiroides. 

El diagnóstico temprano y tratamiento adecuado determinan un buen pronóstico en la gran mayoría de los casos.

Algunas de las pruebas de rutina recomendadas son las siguientes:
  • Perfil tiroideo
  • Anticuerpos tiroideos
  • Prueba de tiroxina (T4)
  • Prueba de TSH
  • Prueba de triyodotironina (T3).
Dependiendo de los resultados obtenidos en el diagnóstico, se aplicará el procedimiento quirúrgico, tratamiento o terapia necesaria.


Regresar