Teléfono (999) 927 9072 | info@diagnolabs.com.mx, mnpeninsular.gladys@gmail.com |

Las infecciones vaginales pueden darse por diversas causas, contrario a lo que se suele pensar son bastante comunes y no necesariamente están relacionadas con la actividad sexual de quien las padece. Además, por desconocimiento, pena o estigma en muchos casos no se atienden lo que pueden llevar a consecuencias serias.

Por ello, en este artículo abordamos las principales causas, síntomas más comunes, cómo detectarlas y algunos de los tratamientos.



Tipos y causas de las infecciones vaginales
Las infecciones vaginales son ocasionadas principalmente por bacterias (Vaginosis bacteriana), hongos (Candidiasis vaginal) y/o parásitos transmitidos a través de relaciones sexuales sin protección (Tricomoniasis).

Los motivos más comunes que llevan al desarrollo de este padecimiento son:
  • Falta de higiene: Un aseo inadecuado o la falta de él, puede llevar a una infección bacteriana
  • Productos inadecuados de higiene: ciertos jabones íntimos pueden afectar el pH, llevando a desarrollar una candidiasis. Ciertos desodorantes y lavados vaginales pueden ocasionar daños.
  • Ropa ajustada: al no contar con una adecuada “ventilación” se pueden desarrollar levaduras y microorganismos nocivos para esta zona.
  • Uso prolongado de antibióticos: Aunque su uso apoya en la eliminación de agentes dañinos, su uso continuo reduce “bacterias buenas” que nos protegen contra bacterias nocivas.
  • Irritación: Cuando la irritación da lugar a heridas o grietas, permite la entrada de bacterias al organismo
  • ETS: Tanto la Tricomoniasis, como la chlamydia se transmiten por contacto sexual sin protección.


Síntomas de una infección vaginal

Aunque hay diferentes tipos de infección, las primeras señales de este padecimiento en la mayoría de los casos suele ser la picazón y/o irritación de la zona genital. Podemos confirmar que se tiene una infección, cuando adicionalmente se presentan síntomas como:

Cambios notables en el flujo vaginal (de coloración y espesor)
  • Mal olor del fluido (como a pescado)
  • Picazón e irritación vaginal
  • Dolor al tener relaciones sexuales
  • Manchado o sangrado leve
  • Ardor al orinar

¿Qué hago si creo tener una infección?
Si comienzas a tener síntomas como secreción vaginal, picazón u otros síntomas y sospechas que puedes tener una infección, es importante que:

  • Acudas a una evaluación médica
  • Te realices los análisis clínicos pertinentes para confirmar o descartar infección
    • Análisis sanguíneos (los solicitados por tu médico)
    • Cultivo vaginal
Recuerda que una infección no atendida puede conllevar a un padecimiento crónico, afectaciones en el útero y/o trompas de falopio, en casos graves puede afectar la fertilidad y ocasionar problemas durante el embarazo. No esperes a que los síntomas empeoren, acude a tu médico y evita complicaciones.


¿Cómo se trata?
De acuerdo a los resultados de tus análisis, el médico podrá diagnosticar qué tipo de infección vaginal se tiene y comenzar con un tratamiento que podría ir desde una crema antimicótica (para candidiasis) hasta la prescripción de medicamentos. Así mismo, debe procurarse una buena higiene y el uso de ropa interior cómoda y absorbente.


Recomendaciones para evitar infecciones
  • Usa jabón no perfumado
  • La limpieza es esencial
  • Al ir al baño, límpiate con movimientos de adelante hacia atrás
  • Es mejor usar ropa interior de algodón, para mantener tu zona interior seca
  • Las duchas vaginales frecuentes eliminan las bacterias propias de tu cuerpo y lo exponen a infecciones


Regresar