Teléfono (999) 927 9072 | info@diagnolabs.com.mx, mnpeninsular.gladys@gmail.com |

Uno de los desafortunados efectos del confinamiento ocasionado por la emergencia sanitaria del COVID-19 ha sido el incremento significativo en los casos de violencia hacia la mujer.

Es importante informarnos para identificar los diversos tipos de violencia dirigida a la mujer, ya que no siempre es física y puede tener graves consecuencias.

¿Qué es la violencia de género o hacia la mujer?
Se considera violencia contra la mujer a todo acto sexista que tenga como resultado el generar daño físico, psicológico o emocional y que desencadena maltrato en cualquier contexto por el hecho de ser mujer.


Identifica los diferentes tipos de violencia.

  • Violencia Psicológica.
Se presenta como: Acoso, restricción, humillación, revisar pertenencias, prohibir realizar actividades o socializar.
Genera: Daño emocional, depresión, aislamiento, o baja autoestima en la víctima.

  • Violencia Física.
Se presenta como: Acto que causa daño no accidental, uso de la fuerza física o de algún arma que ocasione lesiones internas, externas o ambas.
Genera: Daño y sufrimiento físico. Afecta la integridad de la persona por medio de hematomas, heridas, quemaduras, hasta un empujón intencional es considerado como tal.

  • Violencia Sexual.
Se presenta como: Acto dirigido contra la sexualidad de la persona, sin importar la relación entre el agresor y la víctima. Acoso, intimidación, explotación, abuso, así como cualquier acto sexual o tentativa de realizarlo sin el consentimiento de la mujer.
Genera: Amenaza y viola el derecho de la mujer a decidir sobre su sexualidad.

  • Violencia económica y patrimonial.
Se presenta como: Acciones que afectan la supervivencia de la víctima. Retención de objetos, bienes o el control de los recursos. La amenaza de no brindarte dinero para los gastos del hogar, esconder pertenencias o sacarlas de la casa. También se da cuando en el centro de trabajo te pagan menos por ser mujer.
Genera: limitaciones económicas con la intención de controlar el dinero o privar de medios económicos para vivir de forma autónoma.

  • Violencia laboral.
Se presenta como: Obstaculizar el acceso de mujeres a puestos de responsabilidad laboral, se complica su desarrollo dentro de la empresa, despidos o no contrataciones por posibles embarazos.
Genera: Limitaciones en el desarrollo profesional, daño emocional, daño a la reputación.

  • Violencia institucional.
Se presenta como: Dificultar, retrasar o impedir la adhesión de políticas públicas a favor de la mujer.
Genera: Impedimento para el ejercicio de los derechos.

  • Acoso y hostigamiento.
Se presenta como: Conductas abusivas de instigación. Palabras, actos, gestos, mensajes dirigidos a perseguir, intimidar, chantajear, importunar o vigilar a una mujer.
Genera: daño en su estabilidad emocional, dignidad, prestigio; o pueden poner en peligro su empleo, promoción o reconocimiento.

¿Cómo saber si estoy siendo víctima de violencia?
Aunque se pueden reconocer e identificar los tipos de violencia, en una relación esta puede escalar de forma gradual, por lo que puede pasar desapercibida en sus inicios. Por ello, la unidad de género del IPN generó una escala de violencia, que ayuda a reconocer señales de alerta, para prevenir y/o denunciar situaciones de violencia contra la mujer.

Si te reconoces en una de estas situaciones actúa de forma inmediata, tu vida puede depender de ello. Recuerda que “No estás sola” y si necesitas ayuda puedes comunicarte a los teléfonos proporcionados por INMUJERES o a las líneas de emergencia.
http://vidasinviolencia.inmujeres.gob.mx/?q=lineasTelefonicas#


Regresar