Teléfono (999) 927 9072 | info@diagnolabs.com.mx, mnpeninsular.gladys@gmail.com |

Actualmente vivimos una época extraordinaria, hemos tenido que adaptarnos a un estilo diferente de vida y debemos permanecer en casa. Aunado a esto la incertidumbre por el tiempo que durará esta situación, así como el miedo por enfermarnos de COVID-19 puede tener repercusiones en nuestra salud mental.
Por ello, te compartimos información que puede ayudarte a sobrellevar esta etapa.

¿Qué comportamientos debo vigilar?
El constante flujo de información, el tiempo extendido en casa, así como las preocupaciones por lo desconocido y el temor por nosotros y nuestra familia puede ocasionar:

  • Estrés y ansiedad
  • Depresión
  • Dificultad para dormir
  • Afectaciones en el apetito
  • Irritabilidad
  • En personas que padecen algún TOC el lavado de manos puede ser un desencadenante de conductas que ya había superado.

En niños y adolescentes:

  • Llanto e irritabilidad
  • Volver a comportamientos ya superados (como mojar la cama)
  • Problemas de atención y concentración
  • Dolores de cabeza o corporales sin razón aparente



¿Qué puedo hacer para cuidar mi salud mental?
  • Mantén una rutina. Organiza tus actividades diarias con horarios para despertar y dormir, así como para trabajar y comer. Una rutina te hará sentir con mayor control de tu entorno.
  • Cuida de tu salud física. Haz ejercicio, come sanamente e hidrátate
  • Duerme bien. Trata de no desvelarte y evita los aparatos electrónicos antes de dormir, ya que estos te mantienen en estado de alerta y disminuyen tus horas de sueño.
  • Busca momentos para relajarte y desconectarte. Ya sea que realices ejercicios de respiración o meditación, es importante darte un tiempo para liberarte del estrés.
  • Escucha música, lee o descansa. Aunque tengas trabajo, es vital tomar un tiempo para ti, haz algo que te de felicidad y tranquilidad.
  • Establece prioridades. Aunque estés en casa, no puedes hacer todo en un día, ponte metas alcanzables y reconoce tus logros.
  • Si te encuentras con tu familia, aprovecha este tiempo junto a ella. Organicen juegos y actividades divertidas que los distraigan de la sobrecarga de información.

¿Qué debo evitar?
  • Si estás experimentando estrés y/o ansiedad limita tu consumo de noticias. Aunque es importante mantenernos informados, el exceso de noticias puede contribuir a la sensación de temor. Verifica que tus fuentes de información sean confiables.
  • Limita tu tiempo en redes sociales. En especial si recibes una gran cantidad de rumores sobre la pandemia.
  • Evita el consumo de tabaco. Además de comprometer nuestro sistema respiratorio puede causar ansiedad.
  • Reduce tu consumo de bebidas alcohólicas. Ingerir sustancias alcohólicas puede disminuir tu capacidad para afrontar determinadas situaciones, en algunos estados de México incluso se ha prohibido su venta como medida preventiva.
  • No te exijas demasiado. Esta es una etapa compleja para muchas personas y aún te estás adaptando, date un tiempo para organizarte y saldrás adelante.



¿Qué hacer si necesito ayuda?
Si te sientes demasiado agobiado, irritable, desesperanzado o ansioso y estos síntomas afectan tu apetito o te dificultan dormir por varios días, solicita ayuda.
  • Ponte en contacto con amigos o familiares.

Si necesitas atención especializada ponte en contacto con un profesional de la salud.
  • El ayuntamiento de Mérida cuenta con una línea de apoyo emocional: (999)454 1081
  • Teléfono línea de la mujer: 800 455 76 72 o (999) 923 0973
  • La UADY canaliza a las personas con los servicios de salud a través del: 800 982 2826.
  • Educatel ofrece apoyo psicológica a través del teléfono: 800 288 66 88


¿Cómo puedo ayudar a otros?
Al igual que tu, otras personas pueden sentirse aisladas o solas. Si está en tus posibilidades tómate el tiempo de ponerte en contacto con familiares y amigos, ofrécete a escucharlos y pregúntales cómo se sienten. Es algo que te permitirá a distraerte de tu día a día y les será de gran ayuda. Si lo consideras necesario, canalízalos a los teléfonos de apoyo emocional y atención psicológica.




Regresar