Teléfono (999) 927 9072 | info@diagnolabs.com.mx, mnpeninsular.gladys@gmail.com |

Dentro de las enfermedades más comunes en hombres se encuentran las enfermedades de la próstata, que suelen afectar a hombres mayores de 40 años.
La próstata es una glándula que se encuentra delante del recto y por debajo de la vejiga y que rodea la primera parte de la uretra llamada uretra prostática. Allá durante el orgasmo vierte sus secreciones -0.5 ml aproximadamente- contribuyendo a la nutrición y viabilidad de los espermatozoides del líquido seminal.

Podemos identificar tres problemas principales que se desarrollan a raíz del crecimiento de la próstata:
● Prostatitis (infección), frecuente en hombres menores de 50 años.
● Hiperplasia Benigna de Próstata (crecimiento benigno), a partir de los 40-45 años.
● Cáncer de próstata (crecimiento maligno), en hombres mayores de 50 años.

Prostatitis
Se trata de una inflamación de la próstata, producida habitualmente por una infección bacteriana frecuente que afecta a la mitad de los hombres en algún momento de su vida. Entre los tipos de Prostatitis podemos distinguir:
● Prostatitis Bacteriana Aguda
● Prostatitis Bacteriana Crónica
● Síndrome de Dolor Pelviano Crónico (Inflamatorio o No inflamatorio)
● Prostatitis Inflamatoria Asintomática

Hiperplasia Benigna
La Hiperplasia Benigna de la Próstata (HBP) es la responsable de la aparición de síntomas urinarios -problemas para orinar- en la mayoría de hombres mayores de cincuenta años. El crecimiento de la zona central de la próstata comprime la uretra, dificultando el vaciado de la vejiga.

Cáncer de próstata
El cáncer de próstata se desarrolla en la zona periférica de la próstata; por lo regular, suele no presentar síntomas o manifestarlos de forma tardía. Sin embargo, existen algunas señales de alerta que deben considerarse para un posible tratamiento o detección a tiempo:
● Necesidad de orinar frecuentemente
● Dificultad al orinar o retener la orina
● Flujo de orina débil o interrumpido
● Micción dolorosa o con ardor
● Dificultad para tener una erección
● Eyaculación dolorosa
● Sangre en la orina o semen
● Dolor o rigidez en región lumbar, caderas o parte superior de los muslos.



Diagnóstico

El diagnóstico inicial para detectar alguna de estas enfermedades se basa en la realización de una prueba de Antígeno Prostático, que es una proteína producida por células de la próstata.
El examen se realiza a través de una prueba de sangre, recomendada para hombres de 40 a 45 años que presenten antecedentes familiares de esta enfermedad y en hombres de 55 en adelante, aún sin factores de riesgo.

Como la mayoría de las enfermedades, el cáncer de próstata es curable si se detecta en etapa inicial. Se recomienda que todos los varones mayores a 40 años se realicen, por lo menos, un chequeo prostático una vez al año. Consistente en examen digital rectal –lo realiza el urólogo- y pruebas de cuantificación de Antígeno Prostático Específico en sangre. Ya que un examen prostático completo debe incluir estos dos preceptos.

¡Cuídate!


Regresar