Teléfono (999) 927 9072 | info@diagnolabs.com.mx, mnpeninsular.gladys@gmail.com |

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada minuto, no menos de una mujer muere como consecuencia de complicaciones relacionadas con el embarazo y el parto.
La mayoría de las muertes maternas se evitarían si las mujeres tuvieran atención competente durante su embarazo. Si has corroborado tu embarazo, debes acudir mensualmente a revisión médica para llevar un control del desarrollo del bebé y tu estado de salud. Si eres diagnosticada con “embarazo de alto riesgo”, debes seguir rigurosamente los cuidados prenatales, indicados por tu médico.



¿Qué son los cuidados prenatales?

Son los cuidados para la prevención, diagnóstico y tratamiento de los factores que puedan poner en riesgo la vida de la madre o el bebé. El objetivo de los cuidados perinatales es conseguir que todo embarazo y parto culminen con una madre y un hijo sanos.



¿Cuándo necesitas empezar con las citas de atención prenatal?

Debes acudir a consulta médica desde que sepas de tu embarazosa; la información que obtengas en cada visita debe ser tan completa como sea posible, sin importar si se trata de una consulta de rutina o una revisión por un problema específico.



Es mejor ver a un médico antes de lograr un embarazo. Esto se llama cuidados previos al embarazo o planificación antes de la concepción. Pero si esto no es posible, simplemente comienza con las consultas de atención prenatal tan pronto como puedas.

¿Con qué frecuencia son las consultas de atención prenatal?

La frecuencia con que recibas atención prenatal depende de qué tan avanzado esté el embarazo y qué tan alto sea el riesgo de problemas. Para alguien de 18 a 35 años que goce de buena salud, las consultas de atención prenatal por lo general se programan de la siguiente manera: Cada cuatro o seis semanas durante las primeras 32 semanas; cada dos o tres semanas durante las semanas 32 a 37 y semanalmente desde la semana 37 hasta el parto. Si tu embarazo es de alto riesgo, el médico puede pedirte que te realices chequeos de salud con mayor frecuencia.




Regresar