Teléfono (999) 927 9072 | info@diagnolabs.com.mx, mnpeninsular.gladys@gmail.com |

1. ¿Qué es el VIH?

El SIDA o VIH es la causa de una de las epidemias más devastadoras en toda la historia de la humanidad, es una enfermedad que ataca el sistema de defensas del ser humano y lo predispone a procesos infecciosos.
Por sus siglas en inglés significa Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Este virus afecta a las células de defensa de nuestro cuerpo, llamadas linfocitos T CD4. Si la infección no es controlada evoluciona con mayor rapidez a lo que llamamos SIDA.

Este virus se encuentra en la sangre, en los fluidos de los órganos sexuales (líquido preeyaculatorio, semen, secreción vaginal) y en la leche materna. Una vez que el VIH se encuentra dentro de las células de nuestro cuerpo, las utiliza para replicarse sin causar molestias, a esta etapa se le llama asintomática.



2. ¿Cómo se transmite?

Existen tres vías de transmisión:
Sexual
Por contacto sexual no protegido (pene-ano, pene-vagina, pene-boca) con una persona con VIH.
2. Sanguínea
Por transfusiones de sangre o sus derivados (plasma, plaquetas) que tienen virus.
Por trasplante de órganos provenientes de personas con VIH.
Por compartir agujas/jeringas o cualquier material que pudiera tener contacto con sangre portadora del VIH.


3. Perinatal
Una mujer embarazada con VIH puede transmitir el virus al bebé en cualquier momento del embarazo.
Durante el parto, a través del canal vaginal por el contacto del bebé con las secreciones vaginales potencialmente infectadas.
Por medio de la leche materna (lactancia).




3. ¿Cuáles son las pruebas existentes para la detección?

Se emplean tres tipos de pruebas para diagnosticar la infección por el VIH, a saber, pruebas de anticuerpos, pruebas de antígenos y anticuerpos y pruebas de ácido nucleico.
Las pruebas de anticuerpos examinan si hay anticuerpos contra el VIH en la sangre. Los anticuerpos son proteínas que combaten la enfermedad, que el cuerpo produce en respuesta a la infección por el VIH. La mayoría de las pruebas rápidas son pruebas de anticuerpos.
Las pruebas de antígenos y anticuerpos, como su nombre lo indica, pueden detectar antígenos (una parte del virus) y anticuerpos contra el VIH en la sangre.
Las pruebas de ácido nucleico examinan la presencia del VIH en la sangre.
La prueba inicial de detección del VIH de una persona será, por lo general, una prueba de anticuerpos o una de antígenos y anticuerpos.
Cuando el resultado de una prueba de detección del VIH es positivo, se realizará una prueba de seguimiento, por ejemplo: Western blot. Algunas veces, las personas necesitarán una consulta con su médico para hacerse la prueba de seguimiento. Otras, esta última prueba puede realizarse en el laboratorio con la misma muestra de sangre suministrada para la primera. Un resultado positivo de una prueba de seguimiento confirma que la persona tiene el VIH.



4. ¿Cuándo hacer la prueba después de un contacto de riesgo?

Ninguna prueba puede detectar el VIH inmediatamente después de la infección. Si crees que has estado expuesto al VIH en las últimas 72 horas, acude de inmediato con tu médico para recibir la profilaxis de post exposición (PEP). El tiempo entre el momento en que una persona pudo haber estado expuesta al VIH y cuando una prueba puede determinar con certeza si se tiene VIH se conoce como el período de ventana. El período de ventana varía de persona a persona.
Es aconsejable realizar la prueba después del período de ventana y repetirla a los tres meses para que los resultados de la prueba sean fiables.
Usualmente las pruebas de anticuerpos pueden llegar a detectar el virus hasta los 90 días después del contacto de riesgo, mientras que las pruebas que detectan antígeno lo pueden llegar a detectar después de las 6 semanas. Lo más recomendable es realizarse una prueba que por si sola detecte tanto antígeno como anticuerpos (prueba de cuarta generación) con el objetivo de evitar falsos negativos.
Se recomienda hacerse la prueba si:
Estás embarazada o piensas estarlo.
Si has tenido relaciones sexuales con penetración sin preservativo con una o más parejas de las que desconocías si estaban infectadas o no.
Has compartido material de inyección.
Has padecido alguna infección de transmisión sexual (ITS), tuberculosis o hepatitis.
Deseas dejar de usar el preservativo con tu pareja estable.




5. ¿Cada cuánto tiempo repetirla?

Algunos médicos pueden recomendar pruebas cada 3 o 6 meses si usted tiene ciertos factores de riesgo, como el uso de drogas inyectables y/o relaciones sexuales sin protección con otras personas que se involucran en conductas de alto riesgo (como trabajadores y trabajadoras del sexo). Debes consultar a tu médico para ver con qué frecuencia debes hacerte la prueba.
Si tú o tu pareja planean tener un bebé, hacerse una prueba para la detección del VIH es muy importante. Todas las mujeres embarazadas deben hacerse la prueba durante el primer trimestre del embarazo.



Regresar