Teléfono (999) 927 9072 | info@diagnolabs.com.mx, mnpeninsular.gladys@gmail.com |

¿Te has preguntado por qué no debes abusar de los antibióticos? En el siguiente artículo, te explicaremos cómo el uso excesivo de antibióticos ha aumentado la cantidad de microorganismos resistentes a los medicamentos y qué puedes hacer para ayudar a detener esta amenaza para la salud.




¿Qué son los antibióticos?

Los antimicrobianos (o antibióticos) son fármacos diseñados para afectar a las bacterias, ya sea matándolas, o evitando que se reproduzcan. Cuando los tomas para combatir una infección, no todos los microorganismos que causan la enfermedad desaparecen; algunos de ellos, los más fuertes, siguen con vida. Con el paso del tiempo, estas bacterias pueden desarrollar genes que les confieren la capacidad para soportar el efecto de los medicamentos; si estos genes se transmiten a las siguientes generaciones, ocurre el fenómeno de resistencia bacteriana.




¿Qué causa resistencia a los antibióticos?

Una bacteria resiste a los medicamentos cuando cambia de algún modo. El cambio protege la bacteria de la acción del medicamento o neutraliza su efecto. Cualquier bacteria que sobrevive a un tratamiento con antibióticos puede multiplicarse y transmitir sus propiedades de resistencia. Además, algunas bacterias pueden transmitir sus propiedades de resistencia al medicamento a otras, como si se pasaran las respuestas a un examen para ayudarse a sobrevivir. Es normal y de esperar que las bacterias adquieran resistencia a un medicamento; no obstante, la manera en que se utilizan los fármacos influye en la rapidez y el grado en que se produce la resistencia.

¿Cuáles son las consecuencias de la resistencia a los antibióticos?

Durante muchos años, la aparición de nuevos antibióticos fue más rápida que el desarrollo de la resistencia a los antibióticos. Sin embargo, en los últimos años, la velocidad de la resistencia a los medicamentos ha contribuido a una cantidad cada vez mayor de problemas médicos.
Algunas consecuencias de las infecciones resistentes a los medicamentos comprenden las siguientes:

Enfermedades más graves.
Recuperación más prolongada.
Hospitalizaciones más frecuentes o más prolongadas.
Más consultas con el médico.
Tratamientos más caros.




¿Qué puedes hacer al respecto?

Para hacer frente a este problema, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda:
Tomar antibióticos únicamente cuando los prescriba un profesional de la salud.
No exigir antibióticos si el profesional de la salud no los considera necesarios.
Seguir las indicaciones del médico sobre el uso de los antibióticos.
No utilizar los antibióticos que le hayan sobrado a otras personas.
Lavarse las manos con regularidad.
Preparar alimentos en condiciones higiénicas.
Vacunarse.

Desde su descubrimiento, los antibióticos han servido como la piedra angular de la medicina moderna. Sin embargo, su persistente abuso y mal uso han favorecido desde molestias controlables, hasta problemas de salud pública a nivel global como la resistencia antimicrobiana, por lo que su consumo responsable es hoy una prioridad.


Regresar